Nepal 1

Anudado a mano en Nepal

En Calvirugs creemos que el encanto de un tapete único nace de aquello que trasciende la vista: el diseño, el tiempo, el trabajo y el corazón al hacerlo.

Estamos orgullosos de poder ofrecer a nuestros clientes no sólo la oportunidad de transformar un espacio a través de una delicada pieza, sino de crear un diseño que siga sus necesidades y sin igual en el mundo.

Todo empieza con el material

Cuidamos cada detalle. Recogemos los mejores materiales de las praderas del Tibet en Nepal, una tierra con conocimiento ancestral de textiles. Ahí las ovejas se alimentan de los pastos del Himalaya, haciendo su lana gruesa, brillante y de buena resistencia. Es así gracias a la naturaleza tan extrema del clima en las montañas, como las heladas temperaturas y constantes lluvias.

El material resultante es grueso, cálido y bondadoso, absorbe el color intensamente y es suave al tacto. No hay otra parte del mundo que provea la calidad de los textiles que se desarrollan ahí. La lanolina de la fibra es de muy alta calidad y es parte esencial de nuestras piezas.

Nepal 2

Tratamiento avalado por el tiempo

Para poder tratar con la lana de Nepal hay que lavarla abundantemente, de preferencia con agua de propiedades naturales.

Después de su lavado, los tejedores tibetanos nos ayudan a separar la lana según sus diversos tonos (que pueden ser blancos, cafés o negros) y a limpiarla de todo lo que recogen en los pastos del Himalaya. Después se pone al sol, cuidando su temperatura, donde alcanza toda su extensión y suavidad.

Una vez seca, nos apoyamos en los tejedores expertos en este antiguo proceso de tratamiento para cardar la lana. Este proceso es lento porque se realiza a mano para cuidar la entereza de las mismas fibras: los grandes montones de lana se peinan como largos cabellos que serán la base para construir nuestra pieza.

Después de cardarla, la lana es hilada y teñida con ayuda de maquinaria especializada. Se anuda a mano y se termina a mano, siguiendo cada indicación del diseño, mientras supervisamos cada etapa del proceso. Las piezas finales pueden ser tan grandes como lo deseé el cliente, ya que la minuciosidad de nuestro trabajo no tiene límite.

Una vez que está listo, lavamos y limpiamos el tapete hasta asegurarnos de la resistencia del color y de la fortaleza del tejido. La lana se encoge un poco al realizar este proceso, y aunque lo anticipamos desde la definición del diseño, debido a ello a veces hay ligeras variaciones de tamaño.

Podemos decir que ofrecemos lo mejor de dos mundos en nuestras piezas: las técnicas tradicionales de tratamiento para los materiales y el apoyo preciso de las nuevas tecnologías.

Nepal 3

Piezas únicas, a la medida

Así como dedicamos esfuerzo y empeño en conseguir los mejores materiales y de procesarlos hábilmente, también lo hacemos con la parte del diseño.

Cada una de nuestras piezas es creada a petición del cliente, según sus necesidades de diseño, tamaño, forma, material y calidad. Nos gusta conocer los espacios finales en donde se usarán las piezas, así como el efecto e impacto que se busca en el espacio.

Ponemos a disposición nuestros catálogos de colores y calidades para que el cliente pueda visualizar la pieza exacta que necesita. Así, trabajamos juntos hasta tener un mapa detallado de lo que imagina: los diseñadores de Calvirugs traducirán sus ideas, empezando con bocetos y después con montajes digitales, para que cada detalle esté cuidadosamente ejecutado.

En Calvirugs las posibilidades de nuestras piezas son tan amplias y diversas como la imaginación de quienes se acercan a nosotros.